jueves, 23 de febrero de 2012

estudio filogenético: la juventud de los 90 y de la era 2000

Ya desde hace tiempo  observo las tremendas diferencias que existen entre las conexiones neuronales de la juventud de mi quinta y de la que denominaremos la era 2000. Si bien el desarrollo de la técnica ha permitido establecer tal vez un mayor número de conexiones neuronales entre los jóvenes usuarios y habidos consumidores de tecnología, la capacidad de usar esas conexiones se ha visto notablemente disminuida. Ciertamente la capacidad comunicativa hace que la movilización de las nuevas juventudes sea mucho mayor que antaño que el método más útil de comunicación era timbrar puerta por puerta a todos los integrantes del grupo. Sin embargo, ahora, en el momento álgido de la comunicación y de las redes sociales, nuestros jóvenes prefieren tomarlas en vez de como herramientas sociales, como heeramientas asociales.
los jóvenes de la era 2000 (véase de el 1996 aprox. en adelante) son esclavos de la gran red. Adaptando todas sus acciones y modo de vida a lo que dicta la red social en cuestión. Y el mayor afán es el de encontrar la foto tuenti perfecta, el de realizar el comentario más ingenioso, o el de gastar la máxima cantidad de tiempo hablando con el compañero que acabas de ver en el colegio/instituto hace 5 minutos). No digo que yo no lo haga ahora en la actualidad, pero en mis años más mozos lo aburrido era quedarse en casa, sirviéndonos cualquier escusa para salir de la misma. y tampoco nos llevábamos las cámaras a cualquier evento social, con el objetivo de sacar 1001 fotos estúpidas, fotografiando nuestro pie, nuestros calcetines o una hoja en el suelo. Nos dedicábamos a la ingeniaría (quien no ha construido una caseta en su juventud), al estudio de la fauna local (caza de ranas, tritones, saltamontes...), y no nos hacía falta inmortalizar ese momento y compartirlo con el resto del mundo.
En la actualidad existen unas herramientas formidables que crea nuevos niveles de comunicación como dice el gran E.Punset sin embargo nuestros jóvenes tienen que aprender a usar estas herramientas y a no depender únicamente de ellas, y a no etiquetar, seleccionar y enmarcar el grupo según la actividad de las personas en dichas redes.

1 comentario:

  1. Simplemente, cuánta razón.

    No veo normal tener 20 años y sentirme ya vieja.

    ResponderEliminar